viernes, 11 de diciembre de 2009

Jornadas Feministas Estatales


Este puente de diciembre se celebraron en Granada las Jornadas Estatales Feministas, 30 años después de las últimas, que tuvieron lugar en la misma ciudad. Tres mil personas feministas nos dimos cita en la capital granadina gracias a la convocatoria de la Coodinadora Estatal Feminista, con el objetivo de discutir, debatir, aprender nuevas teorías, escucharnos (unas veces más que otras) y llegar a acuerdos.
Los contenidos de las jornadas se dividieron en cinco bloques:
-Devenires y luchas feministas
-Identidades como ficciones
-Crisis, globalización y acción feminista
-Sexualidades y cuerpos
-Nuevas representaciones, nuevos contextos

Uno de los debates más airados fue, una vez más, el de prostitución. En la mesa se encontraban Cristina Garaizábal, portavoz del Colectivo Hetaira, Dolores Juliano, antropóloga y activista por los derechos de las prostitutas y Montse Neyra, trabajadora del sexo. La construcción de los argumentos no dejaba lugar a dudas, la prostitución es una estrategia de supervivencia económica que utilizan mujeres con escasos recursos, que consiguen de esta manera mejorar sus posibilidades, aunque tienen que pagar un precio muy caro, el estigma que acarrea ganarte la vida de puta. Aún así, unos pocos embites de las abolicionistas acaloraron el ánimo en un salón de actos abarrotado y que se decantaba por el reconocimiento de derechos para las personas que ejercen trabajo sexual. Por suerte, la Coordinadora Feminista defiende la misma posición que, por primera vez en un foro de estas dimensiones, era la mayoritaria y eso ponía rabiosas a las abolicionistas que no veían su postura representada. Qué mal acostumbradas están, cuando lo habitual es que la posición pro derechos nunca sea invitada a ninguno de los foros abolicionistas.


Fue emocionante ver cómo por primera vez en unas jornadas feministas, una trabajadora del sexo hablaba en primera persona, sin tapujos, sin complejos, sin vergüenza por la actividad con la que ha decidido ganarse la vida. Por fin las abolicionistas tuvieron que escuchar a las mujeres representadas en la voz de Montse Neyra.



Pero aparte de este debate, hubo muchos más. Los que pude disfrutar (o sufrir, dependiendo del momento) fueron Translesbianismo y otros deseos transdiversos, con la voz de Juana Ramos, miembro de Transexualia y parte del grupo de reciente creación Conjuntos Difusos. Mesa sobre sexualidades y políticas feministas, sobre el amor y el deseo, reflexiones feministas sobre el no binarismo, donde se expuso la teoría de los conjuntos difusos a cargo de Kim Pérez; el taller de las amigas del programa Por los Buenos Tratos perteneciente a la organización sin ánimo de lucro Acción en Red…. Un lujo de experiencias y nuevos conceptos con los que volvimos a casa con sed de profundizar.


Especialmente llamativa la nueva teoría de género denominada Conjuntos Difusos, personas que no pueden o no quieren categorizarse en el binarismo hombre vs. mujer, sino que permanecen invisibilizadas o discriminadas justamente por su no pertenencia al obligado código de género binario. Como dijo la propia Kim Pérez "conjuntos difusos representa lo que no está representado en un SÍ o un NO".  Este sería el caso de las personas intersexuales, de los y las trans, de las mujeres ultra-masculizadas, de las personas queer... Una teoría probablemente reveladora, chocante, creo que cierta pero sobre todo (y eso es lo que más me gusta), subversiva. Esto demuestra que el feminismo no está acabado con la teoría sexo-género; el movimiento se diversifica con diferentes ramas de cada familia feminista y eso es enriqueceder, complejizante para el movimiento de mujeres pero altamente motivador para la superación de prejuicios, de conocimiento de la otredad.

Así he vuelto, con mi revolución de palabros y nuevas percepciones. No sólo por sentirme más unida a mi colectivo, necesitábamos un encuentro de estas características para salir de las responsabilidades, de las exigencias, del duro trabajo cotidiano, sino también con apuntes sobre "Testo yonqui" y "Devenir perra", lecturas queer; mi debate interno sobre las butch y las femmes; conocer más a fondo esa relación inquietante entre los trans masculinos y las mujeres muy masculinizadas; qué pasa con eso del sexo transdiverso y las sexualidades no normativas...  Como veis, tengo un largo curso por delante para ponerme al día.

Me temo que el proceso natural de la energía es aplicable a la transgresión de los géneros, que ni se crea ni se destruye, simplemente muta... Aunque ahora deberíamos añadir que lo propio sería performar la subversión del sistema ideológico binario. ¡Toma ya! ¿Cómo os habéis quedado?

2 comentarios:

Ángela dijo...

Perdona, Silencio:

Solo escribo este comentario para recordarte que la persona que habló en nombre de "Conjuntos Difusos" es una mujer-trans que se llama KIM PÉREZ, y no Monzó, que creo que es un escritor catalán.

¡¡Me encanta tu blog, es una pasada!!

Besos.

Ángela.

Silencio dijo...

¡Ostras! ¡Qué lapsus tan terrible! Tienes toda la razón, Ángela, Quim Monzó es el escritor.
Muchas gracias por el apunte y por tu comentario. Lo cambio ahora mismo.

¡Un abrazo!